ESCEQ

La familia, un proyecto de vida
La familia sigue vigente, a pesar de las amenazas que afronta. Quien no tiene familia, sueña con ella, la desea.
Abordar los cambios que ha experimentado, sus problemáticas, conocer el marco legal que la regula, la oferta institucional frente a la violencia intrafamiliar, y la invitación de la Consejería para que la entidades, las instituciones y la sociedad se involucren en la tarea de fomentar relaciones democráticas al interior de la familias, serán los temas de este segundo Boletín del Observatorio de Asuntos de Género.

La Constitución política da sentido y valor a la familia al consagrar la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, y al ajustarla al concepto de democracia basado en el respeto de los derechos humanos. Sin embargo, esto no se ajusta a la realidad de las familias colombianas ni a las nuevas formas de vida familiar imperantes: la ruptura en miles de parejas está motivada por la inadecuada distribución de poder al interior de las familias; la familia sigue siendo el espacio propicio para la violencia; las regulaciones jurídicas son más abiertas a los procedimientos de divorcio; muchas mujeres toman la decisión de ser madres solteras; el pensamiento de planificación en la familia hace parte de un mundo globalizado en el que anticipadamente se pretende decidir cuántos hijos tener, cuándo tenerlos, de qué sexo y en dónde deben estudiar; las parejas profesionales toman medidas de protección en temas económicos antes de contraer matrimonio.

Las conquistas alcanzadas por millones de mujeres, relacionadas con la educación, los ingresos, y la capacidad para tomar decisiones, se han visto reflejadas en la familia. La mujer se convertido en una multiplicadora de oportunidades, al aspirar a que sus hijos tengan un nivel de educación superior al logrado por ella; los hombres han desarrollado la capacidad de demostrar ternura, afecto y amistad hacia sus hijos; las nuevas generaciones de padres participan en algunas de las tareas domésticas y la crianza de los hijos.

Estos logros tan importantes y estas amenazas tan serias determinan los nuevos paradigmas de la familia.

El gran reto para nuestra sociedad es lograr Familias Democráticas, en las que padre y madre puedan ejercer la debida autoridad sin que uno u otra esté en condiciones de inferioridad; que padres, madres, hijos e hijas entiendan los conceptos de corresponsabilidad y equidad, y resuelvan sus conflictos sin acudir a la violencia; que quienes padecen limitaciones sean considerados como iguales en su diferencia y tengan un trato privilegiado en la familia para que la sociedad los acoja, respete y potencie.

Es el ámbito familiar donde Colombia podrá encontrar las condiciones para lograr una convivencia pacífica, para que las niñas, los niños y las mujeres no sientan miedo al llegar a su hogar; donde sus derechos le sean respetados, aprendan a ser felices y se formen como buenos ciudadanos.

Defender el espacio más importante con el que cada individuo cuenta, la FAMILIA, requiere esfuerzos interinstitucionales. Para despejar el camino que permita alcanzar esa meta, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer propone la estrategia Democracia familiar, que presentamos en este boletín.

Martha Lucía Vásquez Zawadzky
Consejera Presidencial

Tomado de la Revista Observatorio de Asuntos de Género.
COMPARTIR

Carrera 7 Calle 106-00
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
equitacionesceq@yahoo.es

Numero de visitas: 6.234