ESCEQ

Democracia Familiar
Una estrategia para fortalecer la Democracia desde el ámbito familiar

Democracia familiar considera que la FAMILIA es el núcleo fundamental de la sociedad y principal instancia mediadora entre las personas, la sociedad y el Estado como espacio democrático, debe promover la igualdad de derechos y oportunidades entre el hombre y la mujer y brindar seguridad, protección y afecto a sus integrantes. Como institución de interés público y social, demanda la protección integral del Estado y la sociedad.
Democracia familiar reconoce que mujeres y hombres han sufrido nuevos roles que impactan la familia; la violencia doméstica vulnera a la familia y a la sociedad, viola los Derechos Humanos y las libertades fundamentales.

Democracia Familiar establece la necesidad de superar la problemática de la violencia doméstica; posibilitar a las mujeres su desarrollo en campos distintos a las tareas del hogar; incorporar a los hombres en la economía reproductiva al interior del hogar; cuantificar en las cuentas nacionales las labores domésticas; fortalecer relaciones familiares basadas en la igualdad de derechos y deberes de la pareja y el respeto recíproco entre sus integrantes; clasificar las competencias de la Nación y las entidades territoriales en la protección de la familia; fortalecer redes de atención institucional para los hogares con jefatura femenina a fin de que puedan destinar tiempo a actividades productivas que les generen ingresos para acceder a los servicios básicos y otras necesidades del hogar; hacer visible la situación de las madres a temprana edad que funcionan al interior de una familia creando círculos generacionales de pobreza.

Democracia familiar promueve la construcción de relaciones democráticas y equitativas al interior de las familias y espacios de interlocución y negociación sobre las decisiones que afectan a sus integrantes, incorporando los principios esenciales de toda sociedad democrática, mediante un esfuerzo diario y solidario.


Democracia familiar un nuevo enfoque, Principios democráticos en la familia

Equidad: trato diferencial y en ocasiones preferencial, que requieren algunos integrantes del la familia en razón de su situación de desventaja para el disfrute de sus derechos y recursos.

Igualdad de oportunidades: se refiere que mujeres y hombres (desde sus diferencias), tengan oportunidades equitativas para su pleno desarrollo como personas, como parejas, como familia y como ciudadanos.

Participación: es decisiva en la construcción de relaciones equitativas en la vida familiar para que mujer y hombre incidan en las decisiones y el devenir de su familia.

Autonomía: para que cada integrante de la familia desarrolle la capacidad de toma de decisiones responsables.

Corresponsabilidad: establece responsabilidades compartidas entre cónyuges y entre padres e hijos.

Derechos Humanos: hombres y mujeres tienen derecho a que se respete su integridad al interior de la familia y a no ser discriminados.

TOMADO DE LA REVISTA OBSERVATORIO DE ASUNTOS DE GENERO
COMPARTIR

Carrera 7 Calle 106-00
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
equitacionesceq@yahoo.es